Técnicas para adolescentes: cómo hacer frente a sus emociones

Como sabe cualquiera que haya sido adolescente, la adolescencia es dura. Estás tratando de descubrir quién eres. Estás pasando por cambios físicos normales, pero extraños para ti.

Estás lidiando con la presión de los compañeros y posibles matones, mientras intentas tener éxito en la escuela.

La buena noticia es que, aunque los años de la adolescencia son difíciles, hay habilidades que puedes aprender para hacer que los desafíos inevitables sean mucho más fáciles.

Aprender a lidiar con sus sentimientos de manera saludable es una de esas habilidades. Aquí hay algunas técnicas para que se las lleve si es un adolescente y está tratando de lidiar mejor con sus emociones.

"Manejar los sentimientos es una de las habilidades más importantes que hemos aprendido", escribe Lisa M. Schab, LCSW, trabajadora social clínica con licencia y práctica privada en el área metropolitana de Chicago, en su nuevo libro El libro de ejercicios de autoestima para adolescentes: actividades para ayudarlo a generar confianza y alcanzar sus metas.

En él, Schab comparte valiosas estrategias para ayudar a los adolescentes a manejar sus sentimientos.

Manejando sus sentimientos

Schab incluye un proceso sencillo de 4 pasos para manejar sus sentimientos.

  1. Nombra el sentimiento. ¿Qué emoción estás experimentando? Por ejemplo, ¿está triste, estresado, enojado, ansioso, alegre, decepcionado, emocionado o avergonzado?
  2. Acepta lo que estás sintiendo. A muchas personas les preocupa que sentir sus sentimientos los intensifique. Así que evitan sus sentimientos, con la esperanza de que simplemente se vayan. Sin embargo, lo contrario es cierto: la evasión solo alimenta tus emociones. Recuerda que está bien sentir tus sentimientos. Schab sugiere que se diga a sí mismo: "Está bien sentirse ________."
  3. Expresa tu sentimiento. "Expresar un sentimiento es la única forma de liberarlo", escribe. Por ejemplo, puede expresar sus sentimientos escribiendo sobre ellos, hablando con alguien en quien confía, llorando, relajándose o haciendo ejercicio. Solo asegúrate de que cualquier actividad que elijas no te haga daño a ti ni a nadie más.
  4. Elija una forma saludable de cuidarse. "¿Qué necesitas ahora mismo para cuidarte?" Por ejemplo, es posible que necesite un abrazo, una siesta, una caminata, una ducha o apoyo.

Familiarizarse con sus sentimientos

Para comprender mejor sus sentimientos, Schab sugiere prestar atención a sus sentimientos a lo largo del día. Por ejemplo, en una hoja de papel, registre cómo se siente por la mañana, por la tarde y por la noche. Junto a tu emoción, también escribe dónde la notas en tu cuerpo y cómo la expresas.

Otras formas de afrontar la situación

Nuevamente, es importante encontrar formas saludables de expresar sus sentimientos. Schab incluye una variedad de ideas útiles, que incluyen:

  • Di lo que sientes en voz alta: "Me siento __________ ahora mismo".
  • Canta tu sentimiento.
  • Toca tu sentimiento en un instrumento.
  • Dar un paseo.
  • Nadar.
  • Estire su cuerpo.
  • Escribe tu sentimiento.
  • Dibuja tu sentimiento.
  • Después de escribir o dibujar cómo se siente, triture la hoja de papel; estrujarlo y tirarlo a la basura; o dárselo a otra persona.

Después de probar una actividad, califíquela del 1 al 10 (1 es ineficaz y 10 muy eficaz). ¿Qué tan útil fue la actividad?

Las diferentes fases de nuestras vidas traen consigo diferentes desafíos. Pero al equiparse con habilidades útiles, en lugar de ahogarse ante la dificultad, podrá sortear obstáculos como una ola.


Este artículo presenta enlaces de afiliados a Amazon.com, donde se paga una pequeña comisión a Psych Central si se compra un libro. ¡Gracias por su apoyo a Psych Central!