Los hombres dominantes tienden a tomar decisiones más rápidas

Los científicos del comportamiento han sabido que el dominio social depende, al menos en parte, de la capacidad de uno para tomar decisiones más rápido que otras personas.

Esta habilidad permitiría al individuo actuar primero en situaciones sociales, lo que podría conferir una ventaja evolutiva.Los individuos dominantes, por ejemplo, tienden a ascender en la escala jerárquica de su sociedad particular, obteniendo acceso prioritario a los recursos.

Pero, ¿los individuos dominantes exhiben esta rápida capacidad de toma de decisiones fuera de los contextos sociales? Investigadores de la Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL) en Suiza han llevado a cabo un gran estudio de comportamiento en hombres para examinar esta cuestión.

Sus hallazgos muestran una clara correlación entre un mayor dominio social y una toma de decisiones más rápida fuera de un contexto de competencia social.

En el estudio participaron 240 estudiantes varones de la EPFL y la Universidad de Lausana (UNIL). Los hombres se dividieron en grupos de dominancia alta o baja mediante un cuestionario estándar de "puntuación de dominancia" que ha sido validado en muchos estudios anteriores.

La velocidad de la toma de decisiones se midió con cinco experimentos que probaron la memoria, el reconocimiento, la capacidad para distinguir emociones, el aprendizaje de rutas y la capacidad de respuesta de los participantes.

La primera tarea implicó discriminar entre las expresiones emocionales de las personas. A continuación, los participantes completaron una tarea de memoria y reconocimiento en la que se les pidió que recordaran y reconocieran una serie de rostros.

En la tercera tarea, los participantes trabajaron en aprender y recordar una ruta, y en el cuarto experimento controlado, se les pidió a los participantes que presionasen la barra espaciadora en un teclado tan pronto como vieron aparecer un cuadrado gris en la pantalla. En esta parte del estudio, ningún grupo pareció ser más rápido que el otro.

Luego, los investigadores realizaron un quinto experimento diseñado para identificar señales neuronales que podrían mostrar diferencias entre los participantes de alto y bajo dominio. Para hacer esto, los investigadores midieron las señales cerebrales con un electroencefalograma de alta densidad (EEG).

Se pidió a los participantes que distinguieran entre caras felices y tristes y luego caras enojadas y neutrales, mientras que el EEG midió cómo cambiaba la señal eléctrica de sus cerebros en relación con la rapidez o la lentitud con que realizaban cada tarea.

Los hallazgos muestran que, en los hombres con alta dominancia, la rapidez para responder estuvo acompañada de una señal cerebral sorprendentemente amplificada alrededor de 240 milisegundos después de ver las caras, en comparación con los hombres con baja dominancia.

Además, cuando los investigadores analizaron las imágenes de EEG de los hombres de alto dominio, encontraron una mayor actividad en áreas del cerebro asociadas con la emoción y el comportamiento, en comparación con los participantes de bajo dominio.

El estudio sugiere que los hombres altamente dominantes responden más rápido en situaciones en las que se necesita una elección, independientemente del contexto social. Esta rapidez en la toma de decisiones puede actuar como un “biomarcador” de disposición social.

“En el futuro, será importante averiguar si se observan señales cerebrales aún más fuertes en individuos particularmente dominantes, como los directores ejecutivos”, dijo la investigadora Dra. Carmen Sandi.

“También será relevante comprender si estas diferencias en la rapidez para responder y las señales cerebrales también se observan en mujeres que difieren en el dominio y si ya están presentes en los niños. Nuestros hallazgos pueden abrir un nuevo enfoque de investigación utilizando firmas de EEG como una medida de dominio social ".

Fuente: Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne