Los adolescentes con autoidentidad alternativa son más propensos a autolesionarse

Un nuevo estudio europeo reveló que alrededor de la mitad (45,5 por ciento) de los adolescentes en subculturas alternativas se autolesionan y casi 1 de cada 5 (17,2 por ciento) intenta suicidarse.

Investigadores del Medical Research Council (MRC) de la Universidad de Glasgow y de la Universidad de Ulm, Alemania, diseñaron el estudio para analizar por qué estos adolescentes son más propensos a autolesionarse y cómo sus motivaciones difieren de las de otros adolescentes.

De manera abrumadora, las razones que dieron los adolescentes en este estudio para explicar por qué se autolesionaron fue para regular las emociones angustiantes y comunicar esta angustia a amigos y familiares.

Aunque investigaciones anteriores sugirieron que la mayoría de los adolescentes que se autolesionan tienen amigos que también se autolesionan, el nuevo estudio no encontró evidencia sustancial de que las autolesiones pudieran ser socialmente contagiosas.

Es decir, se descubrió que solo unos pocos adolescentes se autolesionaban porque querían sentirse más parte de un grupo.

Los investigadores informan sus hallazgos en la revista. Psiquiatría BMC.

Los investigadores estudiaron a 452 estudiantes alemanes de entre 14 y 15 años. Se pidió a los alumnos que respondieran preguntas sobre qué tan fuertemente se identificaban con diferentes culturas juveniles, como Alternativa (Goth, Emo, Punk), Nerd (académico) o Jock (atlético).

También se les preguntó sobre los factores de riesgo fuertemente relacionados con las autolesiones, incluidos los datos demográficos (género, inmigración), el origen social (situación social y económica de los padres) y la victimización (intimidación física y acoso verbal).

Los investigadores encontraron que los adolescentes con una identidad alternativa tenían de 3 a 4 veces más probabilidades de autolesionarse y de 6 a 7 veces más probabilidades de intentar suicidarse que otros adolescentes, incluso después de tener en cuenta los factores de riesgo conocidos.

Identificarse como un "adolescente alternativo" fue un predictor más fuerte de autolesión o un intento de suicidio que ser acosado repetidamente.

Los científicos investigaron si los adolescentes de diferentes grupos sociales tienen un mayor riesgo de autolesionarse.

Los adolescentes atléticos (deportistas) tienen menos probabilidades de autolesionarse que los demás. Los autores especulan que esto puede atribuirse al efecto del ejercicio físico regular que ha demostrado mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión en adultos.

Curiosamente, los hallazgos indican que los adolescentes académicos (Nerd) no experimentan la exclusión y victimización por parte de sus compañeros, típicamente asociadas con tales alumnos. De hecho, los "nerds" modernos no parecían más propensos a autolesionarse o ser suicidas que los otros adolescentes.

Los autores reconocen que el estudio tiene varias limitaciones.

Por ejemplo, la información fue reportada por ellos mismos y solo una minoría (7.4 por ciento, n = 33) de los alumnos identificados como jóvenes alternativos. El estudio no prueba que identificarse con una cultura alternativa haga que los adolescentes se autolesionen.

Más bien, es igualmente probable que los adolescentes aislados que luchan con dificultades emocionales se sientan atraídos naturalmente por una (sub) cultura musical que expresa estos sentimientos y la pertenencia puede incluso tener efectos sociales o catárticos positivos.

En una investigación anterior, Robert Young, científico investigador principal de la Unidad de Ciencias de la Salud Pública y Social del MRC y autor principal de este estudio, encontró una fuerte asociación entre las autolesiones y la cultura juvenil gótica entre los adolescentes de Glasgow.

Más de la mitad (53,5 por ciento) de los adolescentes góticos de Glasgow informaron que habían cometido autolesiones no suicidas y el 47 por ciento afirmó haber intentado suicidarse.

En consecuencia, el nuevo estudio sugiere que el "efecto de identidad alternativa" no ha disminuido y se encuentra entre la generación actual de adolescentes.

Dijo Young, “Nuestro trabajo destaca cuán fuertemente está vinculada la identidad social de los adolescentes con sus comportamientos autolesivos.

"Esperamos que los hallazgos se puedan utilizar tanto para identificar a los jóvenes en riesgo como para ayudarlos a manejar sus emociones de formas menos destructivas que se adapten a su naturaleza".

Los investigadores creen que el siguiente paso es determinar si este fenómeno es exclusivo de la sociedad occidental o si los jóvenes alternativos de todo el mundo experimentan el mismo efecto.

El coautor Paul Plener, M.D., psiquiatra de niños y adolescentes de la Universidad de Ulm que se especializa en musicoterapia para adolescentes que se autolesionan, comenta: “Nuestra investigación respalda la noción de que los mecanismos sociales influyen en las autolesiones.

"Este es un hallazgo crucial al pensar en formas de abordar y prevenir las autolesiones en la adolescencia".

Plener cree que los nuevos enfoques terapéuticos pueden basarse en una fuerte identificación con cierto tipo de música o grupo juvenil. Por lo tanto, la musicoterapia en combinación con estrategias para disminuir la angustia es una opción viable para abordar las autolesiones.

El Dr. David Lomas, presidente de la Junta de Medicina de Sistemas y Población de MRC, comentó sobre el estudio.

"Las estimaciones globales sugieren que el 30 por ciento de todos los adolescentes tienen pensamientos suicidas, el 18 por ciento se han autolesionado y el 4 por ciento realmente intenta suicidarse y las tasas generales en este estudio fueron típicas para este grupo de edad: 26 por ciento, 21 por ciento y 4 por ciento respectivamente". él dijo.

"Comprender la razón por la que diferentes grupos de adolescentes se autolesionan con suerte conducirá a una detección temprana y ayudará a desarrollar intervenciones efectivas para aquellos en riesgo de autolesiones o suicidio".

Fuente: Universidad de Glasgow