Cómo trabajar con tus sueños

Muchos de nosotros nos sentimos atraídos por trabajar con nuestros sueños. Saber por dónde empezar y cómo hacerlo puede resultar confuso. A continuación, se muestran algunas herramientas básicas que le ayudarán con el proceso.

1. Cuéntate todo el sueño. Repítete el sueño de principio a fin para que tengas la sensación de que es una narración completa. En algún momento, los sueños parecen abrirse en algún punto intermedio: las cosas ya están en proceso. Capture esta información de la forma más completa posible.

Tony, de unos 30 años, soñó que estaba en una isla, pero antes de que comenzara el sueño había habido una especie de catástrofe que resultó en su presencia allí. Para Tony, esta catástrofe no especificada era parte de la configuración del sueño, algo que sabía cuando se detuvo a pensar en ello.

También incluya sus respuestas sentimentales a las imágenes y eventos. Mark y Bob tenían sueños recurrentes de estar desnudos en público. Para Mark, el tono de sentimiento era de mortificación, pero para Bob era levemente agradable. A veces, la disparidad entre los acontecimientos del sueño y la intensidad de los sentimientos que los acompañan es lo que hace que el sueño sea poderoso y memorable.

Escribir los sueños es una forma eficaz de estar plenamente presente para ellos. Algunas personas guardan un archivo en su computadora, algunas escriben un blog y muchas usan revistas de tapa dura. Mantener un diario de sueños junto a tu cama para que lo veas mientras te preparas para dormir puede actuar como una señal para recordar tus sueños por la mañana. Un beneficio adicional de documentar los sueños es que es más fácil notar y seguir secuencias y temas.

2. Explore y establezca sus asociaciones con las imágenes de los sueños. A continuación, siga las asociaciones que tiene para las personas, los lugares y los objetos del sueño. Si había otras personas presentes, ¿eran conocidas o desconocidas? Si los conoce, ¿quiénes eran y cuál es el contexto en su vida de vigilia en el que los conoce? Si se desconoce, ¿qué tipo de persona era? ¿Una figura sombría y amenazante, un anciano o una mujer servicial, un vagabundo que hace contacto visual contigo? ¿Qué opinas de las personas sin hogar? ¿En qué piensas cuando piensas en personas sin hogar?

María, de unos 60 años, tenía sueños recurrentes de ser invitada a dar un paseo por un grupo de miembros de su familia. Si bien todas habían sido personas que amaba en vida, en el sueño se dio cuenta de que todos habían muerto, por lo que salir de la casa con ellos parecía correr un riesgo aterrador.

Arthur, de la misma edad que María, soñó que se encontraba en un ambiente laboral desconocido, lo que lo puso ansioso. Pero sus compañeros de trabajo eran personas que conocía y le agradaban de todos sus trabajos anteriores, y su compañía lo hacía sentir mejor.

Otra forma de realizar un seguimiento de las asociaciones es a través de "grandes historias" que tal vez conozca. Para algunos, estos provienen de los cuentos de hadas, la mitología o la tradición religiosa. Para otros, las películas brindan acceso a grandes historias. Las grandes historias tratan menos sobre la historia y la experiencia personal de alguien y más sobre temas de tu cultura.

Tom soñó que era un niño y su padre le dio las llaves del auto, que luego condujo desde un puente. Esto nunca le había sucedido en la vida de vigilia, pero es un paralelo bastante cercano al mito griego de Faetón y el carro del sol.

3. Vincula el sueño a tu vida de vigilia. Una vez que haya hecho asociaciones con las imágenes del sueño, que actúan como definiciones para ellas, vincúlelas a lo que está sucediendo en su vida actualmente. Aquí están las asociaciones que forman el lugar para vincular. Por ejemplo, en el sueño de Arthur, la ansiedad por el lugar de trabajo desconocido estaba relacionada con el hecho de que había cambiado de trabajo recientemente y se sentía inseguro sobre el futuro. Los amistosos colegas de cada empresa en la que había trabajado durante su carrera eran expresiones de su sentido de las habilidades y la experiencia que traía consigo a su nueva carrera.

María vinculó la amenaza de ser llevada al otro mundo con preocupaciones sobre su estabilidad psicológica. Mientras exploraba este tema, se dio cuenta de que tenía una versión de este sueño cada vez que los acontecimientos de su vida se acumulaban y se sentía bajo presión.

Tom nunca había estado muy interesado en la mitología griega, pero últimamente había estado pensando mucho en la relación con su padre, incluida la cantidad de responsabilidad que su padre le había dado al principio. Con frecuencia se sentía preocupado en el trabajo porque no iba a poder cumplir con sus responsabilidades y que algún evento vago pero catastrófico resultaría debido a esto.

Cuando escuchó la historia de cómo su padre le dio permiso a Faetón para conducir el carro solar, no pudo controlarlo y fue alcanzado por un rayo porque estaba poniendo en peligro la tierra, resonó con su sueño. Pudo identificar cómo el deseo de no decepcionar a su padre se había manifestado en su vida, cuáles fueron algunas de las consecuencias y cómo quería cuidarse mejor.

Uno de los efectos de trabajar con los sueños es tomar conciencia de las respuestas profundas y, a menudo, inconscientes a la vida. Esto proporciona una plataforma desde la cual abordar los problemas antes de que se conviertan en problemáticos, aumentar el autoconocimiento y practicar un cuidado personal bueno y compasivo.