Nuevo fármaco prometedora en dos frentes de la enfermedad de Alzheimer

Se demostró que un fármaco experimental para la enfermedad de Alzheimer (EA) ralentiza el deterioro cognitivo y elimina los grumos de proteínas pegajosas en el cerebro que son un sello distintivo de la devastadora enfermedad en algunos pacientes.

Los investigadores presentaron los últimos hallazgos el miércoles en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en Chicago, y aunque este fármaco es el primero en afectar tanto la cognición como los ovillos neuronales, la recepción fue mixta.

"Este es el primer ensayo clínico grande que respalda la hipótesis del amiloide", dijo Lynn Kramer, M.D., directora clínica del grupo empresarial de neurología de Eisai, la compañía japonesa que desarrolló el fármaco junto con Biogen, con sede en Massachusetts.

Pero ha habido dudas sobre la metodología de la investigación y es posible que se necesiten más ensayos clínicos para evaluar mejor el potencial del fármaco. Algunos expertos advirtieron contra la promoción de los resultados del estudio, ya que la investigación sobre los medicamentos para el Alzheimer está plagada de fracasos prometedores.

"No diría conmoción y asombro", dijo la Dra. Julie Schneider a Associated Press. Profesora de patología en el Rush Medical College de Chicago, añadió: "Es alentador ver algunos efectos cognitivos y una desaceleración de la progresión de la enfermedad, pero personalmente creo que hay mucho más trabajo por hacer".

El ensayo involucró a 856 pacientes de EE. UU., Europa y Japón a quienes se les diagnosticó deterioro cognitivo leve o demencia leve de Alzheimer. Todos tenían acumulaciones significativas de las placas de proteína amiloide asociadas a la enfermedad.

De los 161 pacientes que tomaron la dosis más alta del nuevo fármaco, más del 80 por ciento mostró caídas significativas en los niveles de amiloide y un deterioro cognitivo que fue un 30 por ciento más lento que los pacientes que recibieron un placebo.

Kramer le dijo a AP que Eisai y Biogen se habían puesto en contacto con reguladores en Estados Unidos, Europa y Japón para discutir los resultados y los próximos pasos. La compañía ha dicho que espera obtener una aprobación acelerada para la siguiente fase de ensayos clínicos.