¿Demasiado sensible?

Desde que era más joven, incluso las acciones más pequeñas pueden lastimarme. Trato de no mostrar que me molesta, porque no quiero que otras personas piensen que soy débil. Básicamente, toda mi confianza se basa en lo que otras personas piensan de mí. Paso casi horas todos los días repitiendo interacciones con otros, tratando de ver si hay alguna señal de que no les agrado o si hice algo mal. (¿Eso fue fuera de tema?) Si uno de mis amigos me pide que salga con ellos, siempre me niego. Tengo demasiado miedo para preguntarles a mis padres porque tengo miedo de cualquier tipo de rechazo y mi corazón se acelera todo el tiempo.
Cada vez que alguien dice un chiste en broma, trato de actuar dolorosamente como si no estuviera lastimado y siempre siento que todos me miran. A veces, lloro en casa, esperando que alguien pueda entenderme. Tengo demasiado miedo para hablar con nadie, porque tengo miedo de que piensen que lo estoy haciendo para llamar la atención. Esto significa que no estoy seguro de si tengo una enfermedad mental o no. Así que no estoy tratando de autodiagnosticarme aquí.


Respondido por Kristina Randle, Ph.D., LCSW el 2020-02-6

A.

Evidentemente, el diagnóstico por Internet es imposible. Tendría que entrevistarte, en persona, para saber si hay una enfermedad mental. Sin embargo, puedo brindarle una idea de lo que está experimentando.

En términos generales, puede estar describiendo ansiedad social o fobia social. Algunas de las características de las personas con ansiedad social incluyen tener un miedo extremo a ser juzgadas por los demás, ser muy cohibidas en situaciones sociales cotidianas y evitar conocer gente nueva. Las personas con ansiedad social temen la humillación, ser juzgadas o rechazadas por otros. Los síntomas del trastorno de ansiedad social suelen ser intensos, persistentes y pueden afectar las actividades y relaciones cotidianas.

No se sabe qué causa el trastorno de ansiedad social. Algunas investigaciones han indicado que podría ser un problema con las sustancias químicas del cerebro. Otros creen que podría ser la falta de experiencias sociales lo que contribuye al miedo intenso. Otra posibilidad es haber tenido experiencias sociales negativas que pueden contribuir al miedo a tener que interactuar con las personas.

La buena noticia con respecto a la ansiedad social es que hay tratamientos disponibles. El primer paso para recibir tratamiento comienza contándole a tus padres. Es probable que revelar esta información a tus padres sea difícil para ti porque dijiste que deliberadamente evitas comunicar tus sentimientos a cualquier persona por temor a ser juzgada, incluidos tus padres. Incluso si es difícil, pruébalo. La ansiedad social es muy tratable, pero primero debe solicitar el tratamiento.

Una vez que le cuentes a tus padres, es de esperar que te lleven al médico. Es probable que su médico lo derive a un profesional de salud mental, que puede incluir un psiquiatra, psicólogo, trabajador social o alguien con credenciales similares. Estos son los primeros pasos para superar la ansiedad social.

Los tratamientos de ansiedad social a menudo implican psicoterapia y / o medicación, según la situación. Se ha descubierto que estos tratamientos son eficaces. Los medicamentos contra la ansiedad pueden ser muy útiles para las personas con ansiedad social porque sus efectos se pueden sentir de inmediato. Estos medicamentos se utilizan a menudo en las etapas iniciales del tratamiento de la ansiedad. Por lo general, se usan "a corto plazo" antes de la psicoterapia y durante el comienzo de la terapia.

Los enfoques de psicoterapia para la ansiedad social incluyen la terapia cognitivo-conductual (TCC), entre otros. La TCC es un tipo específico de terapia que se enfoca tanto en el comportamiento de un individuo como en sus pensamientos y percepciones sobre sí mismo y el mundo. Implica que un individuo practique cierto comportamiento y analice los procesos de pensamiento detrás de su pensamiento. El objetivo es descubrir inconsistencias lógicas en los procesos de pensamiento de uno. Por ejemplo, el miedo es un componente importante de la ansiedad social, pero cuando se analiza, a menudo uno se da cuenta de que es innecesario e irracional. Una vez realizados, estos conocimientos pueden conducir a una disminución de las reacciones de miedo, lo que le permite a uno hacer cosas que antes no había podido hacer.

El proceso inicial de tener que pedir ayuda puede ser un desafío dado su intenso miedo a interactuar con las personas. A pesar de su miedo, intente hacerlo de todos modos. Trabajar a través del miedo y hacer las cosas que te asustan es uno de los métodos más efectivos para superar la ansiedad social.
Buena suerte en tus esfuerzos. Por favor cuídate.

Dra. Kristina Randle