Panel insta a asesoramiento para prevenir la depresión perinatal en mujeres de alto riesgo

La primera revisión de la evidencia realizada por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) sobre las formas de prevenir la depresión perinatal ha llevado a los investigadores a recomendar asesoramiento para mujeres embarazadas y posparto con mayor riesgo de padecer el trastorno.

La declaración de recomendación final de la USPSTF se publicó este mes enJAMA, la revista de la Asociación Médica Estadounidense.

"Las intervenciones de asesoramiento eficaces pueden ayudar a prevenir la depresión perinatal antes de que se desarrolle", dijo la miembro del Grupo de Trabajo Karina Davidson, Ph.D., M.A.Sc. "Podemos ayudar a prevenir una de las complicaciones más comunes y graves de tener un bebé".

La depresión perinatal es la depresión que se desarrolla durante el embarazo o después del parto. Afecta hasta a 1 de cada 7 mujeres embarazadas y puede tener consecuencias negativas a corto y largo plazo tanto para la madre como para su bebé, como que las mamás tengan dificultades para establecer vínculos con su bebé y que los bebés reciban menos servicios de salud preventiva.

El Grupo de Trabajo revisó la evidencia sobre las intervenciones para prevenir la depresión perinatal y encontró que la consejería es efectiva en mujeres embarazadas y en posparto que tienen un mayor riesgo.

Se citaron específicamente dos tipos de intervenciones de asesoramiento:

  • Terapia cognitivo-conductual, que aborda los pensamientos negativos y aumenta las actividades positivas;
  • Terapia interpersonal, que se centra en las relaciones de un individuo con otras personas para mejorar la comunicación y abordar los problemas que contribuyen a la depresión.

Los investigadores no encontraron evidencia suficiente para recomendar ningún enfoque de tratamiento que no sea el asesoramiento, como los tratamientos farmacológicos que incluyen sertralina, nortriptilina o ácidos grasos omega-3.

La recomendación se basó en una revisión sistemática de evidencia realizada por un equipo dirigido por Elizabeth O’Connor, Ph.D., psicóloga de salud conductual y directora asociada del Centro de Práctica Basada en Evidencia de Kaiser Permanente en Portland, Oregón. La revisión, que incluyó 50 estudios que contaban con más de 22,000 personas, encontró un 39 por ciento menos de riesgo de aparición de depresión perinatal relacionada con el asesoramiento.

El USPSTF señaló que la recomendación es para personas con mayor riesgo de depresión perinatal, no para aquellas que ya han sido diagnosticadas con la afección.

Actualmente, no existe una herramienta de detección precisa disponible para evaluar el riesgo de depresión perinatal, pero hay algunos factores que los médicos pueden usar para determinar el riesgo. Las mujeres con antecedentes de depresión, síntomas de depresión y ciertos factores de riesgo socioeconómico, como ser madres jóvenes o monoparentales, pueden tener un mayor riesgo y beneficiarse de la intervención.

“Los médicos deben usar el historial de la paciente y los factores de riesgo para identificar a las personas embarazadas o en posparto que tienen más probabilidades de beneficiarse de la consejería”, dijo el miembro del Grupo de Trabajo Aaron B. Caughey, M.D., M.P.P., M.P.H., Ph.D. "Las pacientes embarazadas y preocupadas por la depresión deben hablar con su médico".

El Grupo de Trabajo es un panel voluntario e independiente de expertos nacionales en prevención y medicina basada en evidencia que trabaja para mejorar la salud de todos los estadounidenses e informa regularmente al Congreso de los Estados Unidos. El USPSTF hace recomendaciones basadas en la evidencia sobre los servicios clínicos preventivos, como exámenes de detección, servicios de asesoramiento y medicamentos preventivos.

Fuente: Grupo de trabajo de servicios preventivos de EE. UU.