¿Cuál es el siguiente paso para tratar mi depresión?

He luchado contra la depresión desde que era adolescente. Elegí ocultar mi lucha, por lo que nunca me hicieron la prueba de trastornos del estado de ánimo. A medida que envejezco, tengo más episodios. No puedo detener el episodio una vez que comienza. Cuando estoy feliz, estoy realmente feliz, pero cuando me siento deprimido me siento en mi nivel más bajo. Después de mi primer hijo, me diagnosticaron posparto, pero no sabían que había estado deprimida durante mucho tiempo. Me irrito fácilmente, siento que no tengo autocontrol sobre mis cambios de humor. La mayoría de mis episodios hacen que grite o salte del auto en un semáforo en rojo cuando mi esposo y yo no estamos de acuerdo. He estado negando que necesito ayuda, pero cada vez se vuelve más y más severo. Entonces, ¿programo una cita con mi principal? ¿Qué les digo cuando llamo?


Respondido por Kristina Randle, Ph.D., LCSW el 2018-05-8

A.

Puede comenzar el proceso de buscar ayuda psicológica con su médico de atención primaria. Durante su visita, informe sus síntomas y solicite una derivación a un especialista en trastornos del estado de ánimo o posparto. Muchas personas consultan a su médico de atención primaria para tratar trastornos mentales leves, pero en general, es mejor consultar a un especialista. Es probable que su médico de atención primaria tenga muchos contactos en la comunidad y pueda derivarlo al terapeuta más adecuado.

Visitar a su médico de atención primaria es una forma de recibir una derivación a un terapeuta. También puede intentar pedir a sus amigos y familiares una referencia, ponerse en contacto con su compañía de seguros o el departamento de salud local, o haciendo clic en la pestaña "buscar ayuda" en la parte superior de esta página. Psychology Today también tiene un gran servicio en el que puede escribir su código postal y revisar los perfiles en línea de los terapeutas de su comunidad.

Al elegir un terapeuta, es mejor reunirse con al menos cuatro o cinco. Informe sus síntomas, pídales que le expliquen cómo tratarían su afección y elija al terapeuta con el que se sienta más cómodo. No todos los terapeutas son iguales y es importante elegir el correcto.

No debería haber esperado tanto tiempo, pero es alentador que finalmente esté buscando la ayuda que se merece. Te debes a ti mismo, a tu esposo y a tu nuevo hijo ser tu yo más saludable. Te deseo la mejor de las suertes. Por favor cuídate.

Dra. Kristina Randle