El estrés del parto prematuro no daña la crianza de los hijos

El nacimiento de un bebé prematuro puede ir acompañado de una cascada de emociones: felicidad, culpa, miedo, depresión.

Sin embargo, una nueva investigación encuentra que el estrés y la preocupación de dar a luz prematuramente no afectan negativamente el comportamiento parental de la madre.

Los niños prematuros a menudo requieren cuidados especiales en el período neonatal, incluido el cuidado de la incubadora o la asistencia para respirar con estadías prolongadas en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Investigaciones anteriores han sugerido que este estrés, la separación y una mayor tendencia a la depresión pueden afectar el comportamiento parental de una madre y afectar negativamente el desarrollo a largo plazo de los niños prematuros.

Pero en un nuevo artículo, investigadores de la Universidad de Warwick encontraron que las madres de niños prematuros, a pesar del estrés temprano que experimentaron, eran tan sensibles y receptivas en las interacciones con sus hijos como las madres de niños nacidos a término.

El estudio ha sido publicado recientemente en la revista Pediatría.

Para la revisión, los investigadores analizaron todos los estudios que habían observado interacciones madre-hijo con niños prematuros en comparación con niños nacidos a término en los primeros ocho años de vida. En total analizaron 3.905 niños y sus madres de 34 estudios diferentes.

La primera autora, investigadora y estudiante de doctorado del artículo, Ayten Bilgin, dijo: “Más de uno de cada 10 niños nacen prematuros en el mundo. Estos hallazgos son tranquilizadores de que, independientemente del impacto y el estrés iniciales de la madre, las madres de niños prematuros pueden brindar la misma crianza sensible.

"No hay evidencia para la especulación de que los padres de niños prematuros, en promedio, sean menos buenos en su crianza".

Es importante destacar que el tiempo en la UCIN no influyó negativamente en la sensibilidad materna y el comportamiento de los padres. Esto fue independiente de si los estudios se realizaron en América del Norte, Europa o Australia.

El profesor Dieter Wolke, autor principal, agregó: “Este es un buen mensaje para los padres de niños prematuros. Sin embargo, hallazgos recientes indican que los niños prematuros podrían necesitar niveles aún más altos de sensibilidad y facilitación maternas para lograr resultados cognitivos y conductuales similares a los de los niños nacidos a término.

"Es necesario brindar a los padres de niños prematuros la asistencia necesaria en la crianza de los hijos en los años preescolares y escolares para que sus hijos se desarrollen en todo su potencial".

Fuente: Universidad de Warwick / EurekAlert