Dejo que mi novio me trate mal

He estado en una relación con mi novio durante casi dos años. Yo tengo 19 años y él 21. Para decirlo sin rodeos, no es el tipo más agradable. Me insulta y, a veces, actúa como controlador conmigo. Cuando le digo que quiero terminar nuestra relación, él actuará como si no le importara lo que me asusta lo suficiente como para que nunca termine las cosas REALMENTE. Hemos "roto" antes y siempre me pongo en contacto con él prácticamente rogando por él porque literalmente me vuelvo loca sin él. Es como si a veces no pudiera respirar cuando no estoy con él y es una sensación terriblemente aterradora. Me he vuelto completamente dependiente de él para mi felicidad. La cosa es que sé que me trata horriblemente. Le encanta llamarme estúpido y ahora se enoja conmigo sin prácticamente ninguna razón. La última razón por la que me llamó horribles, nombres horribles fue porque no le respondí lo suficientemente rápido a través de mensajes de texto. A veces actúa como si no se me permitiera tener mi propia opinión. Me amenazará con romper conmigo si no estoy de acuerdo con él en algo, así que siempre termino estando de acuerdo aunque piense lo contrario. Últimamente, me ha llamado con mala fama casi todos los días. Realmente nunca me trata bien. Simpatizo con él cuando está triste, me disculpo cuando hago o digo algo incorrecto o grosero, trato de hablar racionalmente en lugar de insultarlo. Él nunca se compadeció de mí, sino que preferiría reírse de mí. Si alguien hace algo que me molesta, la mayor parte del tiempo se pondrá de su lado. Muy, muy raramente se disculpa. Probablemente se haya disculpado un total de 10 veces en los dos años que hemos estado juntos. Me ha dicho antes que su ex es mejor que yo y que en realidad no me ama. Que me acaba de decir que lo hace así que seré feliz. Con cada cosa nueva y horrible que me dice, pienso para mí mismo "esto es el colmo, no voy a aguantar más esto". Pero luego, al día siguiente, empiezo a extrañarlo y me pongo en contacto con él. Honestamente, es como si no pudiera controlarme. Sé que esto es malo y sé que NO DEBO estar con alguien así, pero siento que me he vuelto tan dependiente de él que es casi imposible para mí estar sin él. Cuando terminamos, estoy tan deprimido. Cada gramo de alegría literalmente se quita de mi vida y he pensado en suicidarme por eso. Simplemente no sé cómo vivir o funcionar sin él. Yo tampoco tengo trabajo. No tengo nada que hacer durante el día más que hablar con él y estoy en mi casa la mayor parte del tiempo porque tengo ansiedad con la gente y la mayor parte del tiempo tengo miedo de salir de mi casa. ¿Por qué soy así y qué hago?


Respondido por Daniel J. Tomasulo, PhD, TEP, MFA, MAPP el 2018-05-8

A.

Le sorprendería saber cuántas mujeres jóvenes se encuentran en esta situación. Permítame recordarle la explicación que dio para que pueda replantear lo que tiene que suceder.

  • Es verbalmente abusivo
  • No se hace responsable de su comportamiento.
  • Se niega a reconocer sus errores
  • No hay alegría cuando estás con él
  • No te trata bien
  • No le importa si dices que quieres romper
  • Solo quiere que estés de acuerdo con él
  • Quiere las cosas a su manera
  • Eres demasiado dependiente de el
  • Te deprime y no te sientes bien contigo mismo
  • Te ha tratado tan mal que has considerado acabar con tu vida por su culpa
  • No sabes cómo funcionar sin él
  • Tienes miedo de salir de tu casa y tu mundo se construye alrededor de él.
  • Cuando leo esta lista, me parece claro que el trabajo consiste en averiguar cómo dejarlo, no si es necesario. Con este fin, recomiendo tres cosas: primero, necesitas un montón de apoyo. Dices que estás en la escuela y te recomendaría que hables con uno de los consejeros para que alguien entienda por lo que estás pasando.

    En segundo lugar, le pediría al consejero que le ayude a encontrar un grupo de apoyo que le ayude con su ansiedad. Esto te ayudará a ampliar tu círculo de amigos al ayudarte a superar la ansiedad.

    Finalmente, recomendaría desarrollar nuevas habilidades que te harán más independiente. Es posible que desee consultar con su médico de atención primaria sobre la obtención de algún medicamento que lo ayude con la ansiedad a medida que comienza a desarrollar una gama más amplia de habilidades y conexiones.

    La razón por la que no ha podido separarse es que no ha tenido suficiente apoyo para hacerlo. Cree un sistema de apoyo de familiares, amigos y profesionales que puedan ayudarlo cuando la ansiedad de la ruptura lo afecte. Cuanto más apoyo tenga, mayor será la probabilidad de que tenga éxito cuando se separe.

    Deseándote paciencia y paz,
    Dr. Dan
    Blog de prueba positiva @ PsychCentral